SACO PINGÜINO ¿SACO DE DORMIR O JUEGO?

Desde que Ana es pequeñita siempre me ha preocupado que durmiese calentita. Cuando era bebé utilizábamos sacos de dormir de bebé y el problema estaba solucionado. Mi hija se mueve muchísimo y siempre terminaba destapada. Luego empezó a andar y gatear y ya era imposible que se adaptase a los sacos de dormir convencionales. Por eso el día que conocí…
Mostrar todo
Compártelo